Nuevo modelo educativo: el beneficio de la duda

542

Llegamos al fin de nuestra serie sobre los métodos educativos y qué tan benéficos pueden ser para los niños con capacidades sobresalientes y para cerrar con broche de oro (ajá), comentaré sobre el “Nuevo” Modelo Educativo que la Secretaría de Educación Pública introdujo desde el ciclo lectivo anterior y que se supone regirá el futuro de la enseñanza académica (aunque aún no sabemos si sobrevivirá).

El caso es que la SEP nos presentó ciertas modificaciones al modelo que se utilizaba desde 2011 para que pareciera muy nuevo, pero no vamos a meternos en la polémica acerca de si está bien, mal o más o menos. Entrando en materia directamente, debo decir que lo más sonado de los aprendizajes esperados, es que se introdujo como una parte esencial, el desarrollo socioemocional.

Ya hemos mencionado en otras ocasiones, que las áreas social y emocional son muy importantes en el desarrollo de cualquier persona, y muchas veces se vuelven tema vital en los niños con capacidades superiores, debido a la alta sensibilidad e intensidad con que una gran parte de ellos perciben el mundo.

No es que las niñas y niños con alto potencial tengan problemas con la socialización, eso es un mito, ni que todos tengan trastornos emocionales, pero si es cierto que una buena inteligencia emocional es requerida para que todas las capacidades cognitivas puedan ser desarrolladas hasta su máximo nivel.

Esto es lo que podemos destacar del nuevo modelo que entró como prueba en algunas escuelas en 2017-18 y que en el ciclo 2018-19 se implementa en preescolar, primero de primaria, primero de secundaria y preparatoria. Tener actividades específicas en este rubro debe ser benéfico, aunque, por supuesto, aún dependemos de la forma en que serán implementadas y eso es lo que hace dudar un poco del asunto.

De acuerdo al nuevo modelo, el desarrollo del área socioemocional será una materia, pero ya hemos visto por décadas cómo la materia de civismo, o ética y valores, o formación cívica ética, no necesariamente se refleja en la actitud de los estudiantes, porque tiene mucho que ver con la forma como se enseña. Lo mismo puede pasar con la formación socioemocional como materia o peor aún, como club, porque en muchas escuelas decidieron colocarla en ese nuevo apartado educativo que impone el modelo y es posible que no se trabaje con la profundidad que, por lógica, requiere.

Pero si en la escuela ha decidido trabajarla de forma transversal, es decir, como parte de lo cotidiano con el resto de las materias, podría ser mucho más eficaz. Papá, mamá, si a tu hijo o hija con capacidades superiores le tocó este cambio y se lo enseñarán así, es posible que se hayan sacado la lotería, claro, a reserva de que los profesores usen estrategias adecuadas para que no quede como una mera información y de verdad sea para cambiar vidas.

Otra ventaja del nuevo modelo es que se permitirá más flexibilidad en la forma en que las materias pueden ser enseñadas. No es que no la hubiera antes, porque la realidad es que las escuelas y los profesores podían elegir la forma de enseñar, siempre que cubrieran los contenidos, pero ahora está más claro que tienen libertad de hacerlo. Sin embargo, no deja de ser un tema contradictorio, porque mientras parece que las didácticas pueden ser más flexibles, se han impuesto libros de texto que no facilitan la evaluación por trimestres que se pretende ahora.

Esta flexibilidad explícita era necesaria para solicitar, así, amablemente, en las escuelas, las adecuaciones curriculares que necesitan los chicos sobresalientes y no toparse con el pretexto de que “la SEP nos exige que se enseñe así”. Ahora, la propia publicación del modelo en la página oficial del organismo gubernamental, les da armas a las familias para acercarse a la escuela y solicitar el apoyo para que las actividades que deben cumplir los peques, de verdad tengan como resultado un aprendizaje significativo.

Ya tenemos referencia de maestros en escuelas públicas y privadas que no esperaron a que el modelo entrara oficialmente, y decidieron empezar con algunas innovaciones pedagógicas y didácticas, con éxito no sólo con los alumnos regulares, sino también con niños y niñas sobresalientes. Esto quiere decir que, si algunos pueden, pueden todos, siempre que quieran. Deseo de corazón que puedas encontrar una escuela así, mamá, papá, porque será de gran apoyo una vez que conozcas las necesidades específicas de tu peque.

Otra cosa que puede ser provechosa para los niños con capacidades superiores, en el nuevo modelo, es que los clubes deben integrar actividades de arte de manera obligatoria, pero, de nuevo, depende de la visión de la escuela, pues mientras algunas los pusieron como optativo, otras los manejaran por trimestres. Si es optativo, puede ser que tu niño no lo elija, y se perderá la oportunidad de tener los beneficios que el arte siempre brinda en la formación integral de cualquier persona. O puede ser que sea trimestral y que sólo por un rato disfrute de los beneficios: mayores conexiones cerebrales, desarrollo de la creatividad, estímulo a la imaginación, motivación para el pensamiento crítico, por citar algunos ejemplos.

Lo ideal sería que actividades como música, artes plásticas, ajedrez y ecología, en la cual pueden incluirse cosas como la creación de huertos, reciclaje y proyectos con beneficio social, formaran parte del currículo permanente, lo cual contribuiría a enriquecer las mentes que tienen habilidades por encima del promedio y en general, a todo el alumnado.

Por lo pronto, no nos queda más que otorgarle el beneficio de la duda y esperar que la SEP capacite (ahora sí) a los docentes para implementar el modelo de forma adecuada, que los propios docentes estén abiertos al cambio y su actitud sea tanto positiva como eficiente, y que, si funciona, no vaya a sufrir modificaciones drásticas más adelante, por motivos políticos.

Respecto a la inclusión, no hay mucho que decir. El documento de la SEP vuelve a hacer énfasis, como lo hizo con los Planes y Programas de 2011, en la detección, identificación y atención de los niños y niñas con aptitudes sobresalientes. La mala noticia es que, pese a tener incluso un manual para docentes, éstos nunca fueron capacitados para cumplir con los lineamientos oficiales y a veces, ni siquiera los maestros de la Unidad de Servicio y Apoyo a la Educación Regular (USAER) o Unidad de Educación Especial y Educación Inclusiva (UDEEI) conocían los protocolos. Se insiste en la necesidad de detectarlos, de atenderlos, pero aún hay que ver si ahora sí será real.

Con esto terminamos esta serie y espero que haya sido de utilidad. Si tienes una duda, comentario y, por qué no, reclamo o desacuerdo, estoy a tus órdenes en mi perfil de Facebook donde me encuentras con mi nombre completo. Mándame mensaje para saber que quieres comunicarte conmigo. Y mamá, papá, recuerda que la información es poder, nunca dejes de investigar y de leer de fuentes confiables, es imprescindible para guiar a tu pequeño por el hermoso mundo de las capacidades superiores.

Referencias

Alfonso, S. (2014). Importancia de la educación musical en la educación infantil. Universidad Internacional de La Rioja.

Chacón, J. (2012). El gran ajedrez para pequeños ajedrecistas. Guía didáctica y práctica para la enseñanza del ajedrez como herramienta en el ámbito educativo. Murcia: Consejería de Educación, Formación y Empleo.

García, C. (s.f.) ¿Qué puede aportar el arte a la educación? El arte como estrategia para una educación inclusiva. Arte y Sociedad, Revista de Investigación. Universidad de Málaga. Recuperado de: http://asri.eumed.net/1/cgm.html

Goleman, D. (1996). La inteligencia emocional. Barcelona: Editorial Kairós

Nuevo Modelo Educativo. (2017). Secretaría de Educación Pública.

Nancy González Gea
Vivo las altas capacidades en carne propia, con el enorme privilegio de ser madre de un joven extraordinario que me impulsó a investigar, estudiar y especializarme con los mejores. Tengo el honor de trabajar con y para niños extraordinarios que alimentan mi intelecto y mi espíritu. Ayudar es mi motivo principal y mi objetivo primario es nunca dejar de aprender.

Estos son los artículos que conforman esta Serie:

  1. Nutrir a nuestros niños a través de un constructivismo renovado
  2. Mi peque tiene capacidades superiores, pero ¿qué escuela necesita?
  3. Pedagogía Waldorf, entre lo ideal y lo místico
  4. ¿Es el Método Montessori como lo pintan?
  5. Todo cubierto con el método Reggio Emilia
  6. Las ventajas del método Freinet en el desarrollo de la inteligencia emocional
  7. Escuela en casa: libertad y compromiso con los niños sobresalientes
  8. Nuevo modelo educativo: el beneficio de la duda

1 COMENTARIO

  1. Pues llámame pesimista, yo no les creo nada.
    Independientemente de los reglamentos y de los papeles, también depende de la voluntad del maestro. Ver para creer.

Comments are closed.